Las levaduras de Renaissance, desarrolladas mediante el cultivo clásico y natural, no producen sulfuro de hidrógeno durante la fermentación pero son idénticas a otras levaduras comparables de vino tradicionales. Las levaduras de Renaissance son una solución preventiva para el problema del sulfuro de hidrógeno en la producción de vinos.